Convocan a universidades regionales a prevenir muertes por inmersión

Un llamado a las casas de estudios superiores de la región de Valparaíso a trabajar colaborativamente para disminuir el número de ahogados por inmersión, realizó en la Universidad de Playa Ancha el Dr. José Palacios Aguilar de la Universidad da Coruña, junto al capitán del Bote Salvavidas de Valparaíso, Luis Cortez Bosch.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los ahogamientos en medio acuáticos son la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional en el mundo y suponen un 7% de todas las muertes relacionadas con traumatismos.

En Chile, 344 personas mueren anualmente por esta causa, sin sumar las víctimas que quedan lesionadas producto de un accidente acuático, de acuerdo a un estudio realizado por el Bote Salvavidas y la Universidad de Valparaíso.

A través del Grupo de Investigación en Actividades Acuáticas y Socorrismo de la Universidad da Coruña, que coordina el Dr. José Palacios, la institución española trabaja desde 2009 con el Bote Salvavidas aportando conocimiento académico y científico desarrollado a partir de 1990, año en que el socorrismo se incorpora a la malla de estudios de la formación de profesores de Educación Física de dicha universidad y, posteriormente, a la de programa de postgrado.

“Estamos intentando que se instaure en Chile un proceso realista y eficaz de prevención. El objetivo es conseguir que no haya muertos por una causa que es solucionable. Chile es un país de agua. Tenéis cantidad de instalaciones acuáticas, entonces, evidentemente las universidades que están próximas al entorno acuático deberían asumir esta responsabilidad”, explicó el académico español.

Agregó el investigador que si las universidades incorporan el socorrismo a sus mallas curriculares, se contará con profesores con formación en una materia que les servirá a nivel docente y personal. “Los conocimientos que adquieran les permitirán atender cualquier situación de emergencia o accidente, por lo menos en la primera intervención. Además, se abre una línea de intervención y de dedicación profesional distinta”.

Igualmente, con el socorrismo como programa universitario se abre una rama investigativa de la ciencia que se especializa en el estudio de dicha materia, como en España, que mediante publicaciones científicas y tesis doctorales han generado conocimiento reflexivo y crítico necesario en el campo académico. Dicho trabajo ha permitido también orientar campañas de bien público de difusión y prevención de accidentes acuáticos.

Luis Cortez Bosch, capitán del Bote Salvavidas de Valparaíso, sostuvo que como institución han trabajado para incorporar cambios en la prevención de ahogamientos en Chile, al recibir el apoyo desde el punto de vista educativo del grupo de investigación español.

“Buscamos que la Universidad de Playa Ancha, con el Bote Salvavidas, la Universidad da Coruña y otras casas de estudios se hagan cargo de un proceso formativo y de prevención, de manera de trabajar en prevenir muertes por ahogamiento desde el aula universitaria”, precisó.

Share Button