CONAF presentó nuevos recursos con los que reforzará el combate de incendios forestales

En el aeródromo de Rodelillo, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) presentó parte de los nuevos recursos que adquirió para el combate de incendios forestales en la región de Valparaíso, que consisten en seis vehículos de ataque inicial para áreas de interfaz urbano-rural, tres puestos de mando móvil, cuatro dron, 181 equipos de radiocomunicaciones y sus accesorios, y 398 mochilas ergonométricas con manta ignífuga y bomba de espalda.

La compra de estos móviles y dispositivos se concretó gracias al aporte del Gobierno Regional de Valparaíso, que otorgó a la institución forestal un presupuesto de $2.149.527 millones para este ítem.

Al respecto, el intendente Gabriel Aldoney manifestó que con los nuevos recursos buscan agilizar el combate de las emergencias forestales, “porque nos parece que debemos ir sostenidamente reduciendo los tiempos de reacción cuando se enfrenta un problema de esta naturaleza, incorporando una serie de tecnologías más modernas, que permitan hacer análisis más exactos de la situación que se puede generar a través de simulaciones, de tal manera de poder distribuir los equipos y también el personal de manera mucho más eficiente”.

Además, sostuvo que el equipamiento aumenta la seguridad de los brigadistas, puesto que recibieron “implementos personales que les van a permitir reaccionar frente a situaciones de mayor riesgo, y también mantener comunicación permanente con los centros de mando”.

Para el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, a través de esta iniciativa, “fortalecemos el ataque terrestre inteligentemente, porque más del 50 % del tiempo de combate durante el verano pasado estuvo dedicado a proteger viviendas, localidades, ciudades, y para eso, evidentemente, necesitamos ajustar nuestro método”.

Agregó que “es un gran trabajo conjunto con el Gobierno Regional, muy afiatado, y que muestra las posibilidades infinitas de colaboración, donde lo que está faltando, lo más importante, es que nuestros ciudadanos se pongan de acuerdo en evitar los incendios forestales. Hemos bajado la superficie dañada significativamente, pero el número de siniestros, que lo genera cada una de las personas a lo largo del territorio, no ha bajado, incluso en esta región ha aumentado. Y ahí requerimos que no se utilice el fuego aire libre, y que se denuncie aquellos casos de intencionalidad o mal uso a nivel rural. Es crítico que toda la comunidad nos ayude, porque de esa forma estos recursos serán mucho más útiles”.

Sobre las características de los nuevos vehículos de ataque inicial, Cavieres destacó que son de doble tracción y tienen la capacidad de almacenar aproximadamente dos mil litros de agua, que al mezclarse con espuma o retardante, pueden confeccionar “hasta dos mil metros cuadrados de cortafuegos a gran velocidad. Por lo tanto, la posibilidad de protección que genera de todo un entorno de ciudad es muy alta. Tiene además cámaras que permiten saber lo que está ocurriendo al interior, que están comunicadas directamente con nuestra central”.

Cabe señalar que en la región de Valparaíso, durante el actual periodo de alta ocurrencia de incendios forestales, CONAF aumentó sus recursos terrestres y aéreos. En relación con la temporada anterior, las brigadas subieron de 21 a 25, y las aeronaves de cuatro a siete (cuatro helicópteros y tres aviones).

Video: Conaf