Clínica Bupa Reñaca implementa plan de reciclaje y cuidado del medioambiente

Conscientes de la importancia del reciclaje para la conservación del medio ambiente, Clínica Bupa Reñaca puso en marcha un plan de reciclaje destinado a reducir de manera eficiente desechos tales como papel, cartón, plásticos pet, tapas de botellas plásticas, pilas y aceite vegetal procesado en sus dependencias.

La iniciativa, liderada por el Área de Proyectos e Infraestructura, la Central de Alimentación y el Comité Paritario, involucró la instalación de 15 puntos de reciclaje al interior de la Clínica, los que además de contribuir al cuidado del medio ambiente, permitirán también apoyar la labor de instituciones de beneficencia.

Puntos de recolección

A través de cajas entregadas por la Fundación San José y su campaña “Bota por mi vida”, se implementaron 10 puntos de reciclaje de papel al interior de la Clínica, material que una vez recolectado es reutilizado por la institución para financiar actividades y proyectos que permiten mejorar la calidad de vida de los niños y mujeres embarazadas que acoge sus tres hogares.

A estos se suman dos puntos de reciclaje de envases plásticos y cartón, en convenio con las empresas Prorecicla y Sorepa, sumándose hasta el momento 5 toneladas de cartón y 70 kilos de plásticos reciclados a través de estos espacios.

Además, se está reciclando el aceite procesado y utilizado en la Central de Alimentación de la Clínica, el que es retirado mensualmente por la empresa Bioils, alcanzando los 600 litros anuales.

Finalmente, esta semana se han sumado dos puntos de reciclajes de pilas y tapas de botellas plásticas, en alianza con la Unidad de Medio Ambiente de la Municipalidad de Viña del Mar en el marco del programa “Viña Recicla”, quienes entregan las tapas plásticas de polipropileno recicladas al grupo de voluntariados “Damas de Café”, entidad que apoya a niños en tratamiento oncológico.

Otras iniciativas

“Nuestra Clínica, como parte de Bupa, está comprometida con la vida saludable y la adopción de actitudes de cuidado del medio ambiente entre sus pacientes y colaboradores. Por eso hemos implementado este plan de reciclaje que permitirá reducir de manera eficiente los desechos que se generan en nuestras dependencias, disminuyendo en gran medida el material que con anterioridad se desechaba en vertederos”, comentó Isabel Silva, nutricionista jefe la Central de Alimentación.

Por su parte, Rodrigo González, jefe de Proyectos e Infraestructura, explicó que junto a estas iniciativas, en el ámbito ambiental, se han desarrollado campañas internas con el personal enfocadas al uso responsable de los servicios básicos como agua, electricidad y gas natural, lográndose un 7% de disminución en el gasto durante el 2017.

Además, se efectuó el cambio del sistema de iluminación de toda la Clínica por tecnología Led, más lumínica, eficiente y amigable con el planeta, favoreciendo el ahorro de energía y la disminución de los costos del consumo de electricidad.

“Nuestro proyecto es avanzar hacia la implementación de una zona exclusiva de reciclaje en la Clínica, que incluya puntos de acopio y segregación de estos elementos, fomentando un cambio cultural en nuestra organización y nuestros pacientes”, expuso Rodrigo González.

Share Button