Allanamiento permite incautar diversos elementos prohibidos en cárcel de San Felipe

Teléfonos celulares, armas artesanales y otros elementos prohibidos que estaban en poder de los internos incautó Gendarmería tras un allanamiento en el Centro de Cumplimiento  Penitenciario (CCP) de San Felipe.

En esta ocasión fue el mismo personal de la unidad -en compañía de la Unidad de Servicios Especiales, (USEP) de Quillota, Escuadrón Canino del Complejo Penitenciario de  Valparaíso y personal de la dirección regional de Valparaíso- el encargado de desalojar las habitaciones y trasladar a la población penal hasta la zona de seguridad del establecimiento penitenciario.

El jefe de la unidad sanfelipeña, mayor Brallan Silva detalló que: “El procedimiento comenzó a las seis de la tarde, aproximadamente, y terminó pasadas las 21.00 horas, incautando 45 teléfonos celulares, droga, armas blancas y chicha artesanal. Hay que hacer presente que se registró a la totalidad de la población penal, 291 internos, y la totalidad de las dependencias que éstos utilizan”.

En cuanto al desarrollo de estos procedimientos en la región de Valparaíso, el jefe operativo regional (s), mayor Néstor Flores, sostuvo que: “Han sido todo un éxito por cuanto han permitido incautar un número importante de elementos prohibidos por la administración penitenciaria, lo cual vienen a maximizar la seguridad de los establecimientos penales y tanto para el personal como para los mismos internos”.

El mayor Flores agregó que estas instancias se continuarán repitiendo en todos los recintos penitenciarios de la región pues, además, vienen a dar respuesta a las políticas institucionales que tienen como fin evitar hechos negativos para la administración penitenciaria. 

Share Button