Simulacro de incendio puso a prueba a personal del CET de Putaendo

El orden interno se mantenía inquebrantable la mañana del pasado jueves en el Centro de Educación y Trabajo (CET) de Putaendo, sin embargo, a las 10:00 horas el toque de campana terminó con la tranquilidad imperante. Así se dio inicio al simulacro de incendio que obligó a la evacuación de los usuarios y personal.

Alertados por la alarma, de inmediato se puso en ejecución el plan de seguridad del recinto, procediendo a trasladar a la población penal hasta la zona de seguridad mientras la brigada contra incendios acudía a controlar el foco de incendio ubicado en el patio del Centro.

Cinco minutos después del inicio del simulacro llegó bomberos para controlar la supuesta emergencia, mientras que personal del centro de salud local arribó prácticamente junto a los voluntarios y se encargó de atender a un presunto herido.

El jefe operativo del CET, suboficial Alejandro Zamora, expresó que: “Todo salió acorde a lo que nosotros estábamos esperando. Hace bastante tiempo que se viene trabajando en este tema, se vienen repasando las instrucciones en todas las formaciones de las cinco de la tarde, donde queda gente encargada de los extintores y mangueras”.

Finalizado el ejercicio se efectuó una reunión entre las jefaturas de los servicios participantes, quienes realizaron algunas observaciones menores. Fue así como bomberos solicitó despejar totalmente el frontis de la unidad y aumentar el número de personas en las mangueras para así tener mejor control de las mismas.

El objetivo de esta actividad fue especificado por el mayor Néstor Flores, encargado regional de eventos críticos. El prevencionista de riesgos sostuvo que estos operativos “están dentro de las políticas institucionales desde el año 2013, por lo cual cada establecimiento penal y especial tiene que efectuar, al menos,  dos simulacros de eventos críticos en el año. Tienen por fin medir tiempos de respuesta y grados de coordinación que se tienen con instituciones a fines”.

El mayor agregó que a lo largo del año se han estado actualizando los planes de contingencia que poseen cada una de las unidades penales y especiales de la región.