Esval deberá pagar multa por cortes en la región de Valparaíso

La empresa sanitaria Esval deberá pagar una multa de 63 UTA, aproximadamente unos $37 millones de pesos, luego que el 8° Juzgado Civil de Santiago ratificara una sanción interpuesta por la Superintendencia de Servicios Sanitarios debido a una serie de cortes no programados del suministro de agua potable durante el segundo semestre de 2014 en Limache, Placilla de Peñuelas, Quillota, San Esteban, Valparaíso  y Viña del Mar.

Esval había presentado un recurso ante al tribunal alegando que las suspensiones en el suministro se debieron a causales de “fuerza mayor”, ocasionadas en las roturas de matrices en la red de distribución de agua potable. A juicio de la empresa, ese era un “hecho imprevisible, irresistible y externo”.

El Tribunal consideró que los cortes incumplieron protocolos orientados a la calidad de servicio, y que se debieron a “falla de matriz por fatiga de material o rotura espontanea, falla de válvulas o arranque, desplazamiento de terrenos, falla de equipos”, todas causas que no pueden ser calificadas de fuerza mayor, afirmando que había estudios desde 2011 alertando sobre problemas.

Sobre esta materia, es preciso señalar que la SISS ejecuta un seguimiento y fiscalización permanente respecto de la frecuencia de cortes de emergencia en un determinado sector o cuartel. Si la empresa sanitaria registra un nuevo corte en el mismo sector ya sancionado, se aplica el doble de la multa original.

De esta forma, en el caso de ESVAL la SISS ha iniciado otros 5 expedientes sancionatorios, correspondientes a los cortes no programados de agua potable ocurridos durante los años 2015, 2016, y primer semestre de 2017. Cada uno de ellos, se encuentran actualmente en distintas etapas administrativas.

Share Button