Lluvias y accidentes peatonales

Como peatones nos vemos enfrentados a caídas, resbalones y atropellos. Pero en épocas de lluvia, estos riesgos aumentan. Para evitar estos accidentes es necesario que el peatón tome ciertas precauciones.

Por ejemplo, sólo cruzar por pasos cebra, no correr, utilizar puentes peatonales, caminar por las veredas, no cruzar entre los vehículos, ya que puede ser atropellado; siempre respetar la luz verde para cruzar y nunca atraviese la calzada en diagonal ni en forma intempestiva. Espere que los vehículos se detengan antes de cruzar y nunca confiarse de la preferencia que tiene el peatón. Con los paraguas debemos tener especial cuidado, pues impiden una buena visión, hay también que preocuparse de no golpear a otro peatón o de ser atropellados al cruzar la calle, no utilice paraguas en días de viento.

No cruce la calle cuando hay ríos de agua circulando, porque no permiten ver si hay baches o alcantarillas destapadas. Otro punto es calcular los tiempos de desplazamiento tomando en cuenta que en días de lluvia el tráfico es más lento que de costumbre.  Considerar además que el paso de los vehículos puede levantar el agua que se acumula en la vía, por lo que es importante evitar ubicarse o caminar por los bordes de la vereda. 

Al subir al bus preste mucha atención, pues el conductor pierde visibilidad con estas condiciones climáticas, y como todas las personas suben apuradas, pueden ocurrir accidentes.  Al bajar y cruzar la calle, hágalo rodeando al bus por la parte posterior, ya que por el frente es un peligro. Recuerde que la presencia de neblina y lluvia, sumado a la oscuridad, reducen aún más la visibilidad, por ende, se recomienda utilizar ropa con colores visibles.  Y por último, evite el uso del celular y equipos de música (audífonos) mientras camina, especialmente cuando cruce las vías.

Mariela Mellado
Ingeniero en Prevención de Riesgos
Universidad Andrés Bello

Share Button