Con éxito se realizó simulacro de emergencia epidemiológica en puerto de Valparaíso

Con éxito se realizó el primer simulacro de emergencia epidemiológica de alta complejidad en el puerto de Valparaíso y que involucró a distintos servicios públicos y privados de la región.

Este ejercicio se llevó a cabo en las tres regiones del país que poseen puertos de recalada de cruceros, como son Arica, Punta Arenas y Valparaíso y se enmarca en las exigencias derivadas del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de la Organización Mundial de la Salud.

El Jefe de División Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud, Cristián Herrera, dijo que es muy importante esta actividad, pues, “pone a prueba las capacidades que tenemos, para que aprendamos, para que de esa manera cuando realmente nos toque una situación de este tipo y de una sospecha de una enfermedad de importancia epidemiológica, que pueda causar problemas en nuestro país, nuestros equipos estén preparados y todas las  coordinaciones que esto se requiere podamos tenerlas ya en su lugar funcionando de la mejor manera posible”.

El Comandante Rodrigo Márquez, Jefe Departamento de Salud del Departamento de Sanidad de la Armada de Chile, señaló que la experiencia fue “muy relevante, yo destacaría la cooperación, la colaboración y la coordinación que debe existir entre los diferentes entes gubernamentales e interministeriales para poder atacar y resolver este tipo de situaciones que puede producirse y no es tan lejano. Son situaciones que vemos día a día, de enfermedades emergentes, enfermedades infectocontagiosas que tienen que manejarse a ciertos protocolos que están determinados mundialmente”.

El Jefe de Seguridad y Prevención de Riesgos, Terminal Cerros de Valparaíso, TCVAL, Noel Balares, destacó su participación ya que “nosotros somos el punto de llegada en situaciones de este tipo, así que es muy interesante coordinar con los diferentes participantes para que sea tanto el ingreso como la extracción de algún accidentado, algún enfermo algún fallecido se realice de la mejor forma posible, de la forma más eficiente, controlando todos los elementos que disponga el Ministerio de Salud”.

En lo práctico, se simuló el escenario ficticio de una nave emplazada “a la gira” en la bahía –es decir, sin recalar- que reportará la presencia de seis tripulantes con síntomas de una enfermedad de alto riesgo. Su ejecución requerirá el despliegue de un equipo técnico en terreno y la coordinación con otras instituciones de gobierno, organismos públicos y privados para dar respuesta satisfactoria al evento simulado.

El objetivo fue fortalecer los vínculos y coordinaciones con el intersector y poner a prueba los equipos humanos y la aplicación de las normativas vigentes en la materia.

Share Button