Municipio de Villa Alemana fiscalizó en terreno denuncia por matanza de perros en Quebrada Escobares

Acudiendo a una denuncia realizada a través de la Oficina de Partes de la Municipalidad de Villa Alemana, un grupo de profesionales de la Oficina Municipal de Protección Animal, en conjunto con la Seremi de Salud y personal de Carabineros, se hicieron presentes durante esta mañana en el sector de Quebrada Escobares, para revisar los detalles de una matanza de perros que estaría afectando a parceleros de la zona.

De acuerdo a antecedentes entregados por los propios vecinos, a la fecha ya serían alrededor de 25 las mascotas fallecidas a causa de envenenamiento por veneno de caracol o metaldehído.

Luego de la fiscalización, la veterinaria de la Oficina Municipal de Protección Animal, Viviana Valenzuela, señaló que “nosotros nos enteramos de este caso recientemente y vinimos a fiscalizar en conjunto con un médico veterinario de la Seremi de Salud. La idea es obtener información y prestar todo el apoyo como Municipio, en el caso de los animales que están siendo envenenados, y también prestar apoyo a la comunidad”.

“Con estos antecedentes que acabamos de recabar, vamos a hacer un informe técnico para entregarlo directamente en nuestra Municipalidad para que exista un respaldo frente a las acciones legales que se puedan tomar”, añadió además Valenzuela.

Por su parte, Leonardo Pereira, vecino que ya ha perdido a cuatro de sus canes a causa del envenenamiento, relató que “para mí, esto partió el 28 de mayo, cuando envenenaron a mi perra. Los síntomas fueron de espuma en el hocico y temblores en el cuerpo. La llevé al veterinario y me dijeron que no había posibilidades de hacer algo porque ya estaba intoxicada, así que la hicimos dormir no más ya que no había nada más que hacer. Luego formamos un grupo de vecinos en Whatsapp y comenzamos a enterarnos de que a otros vecinos les estaba ocurriendo lo mismo”.

En la misma línea, Pereira agregó que “además, el lunes recién pasado en la mañana, mi señora me llamó contándome de que veía mal a los otros perros. Cuando llegué a la casa, los tres ya estaban muertos. Solamente se salvó un cachorro de uno de ellos, que también estaba en malas condiciones pero que por suerte logramos salvarlo”.

 

Share Button